Cómo cobrar y gestionar las certificaciones de obra

Escrito por Rafael
02/01/2020

En una obra surgen costes en base a un presupuesto inicial que sólamente se pueden facturar una vez se ejecutan. En este sentido, las certificaciones de obra son un documento que valoran estos trabajos que ya han sido finalizados en en cada fase de ejecución de la obra, para así poder facturarlos. Sin un adecuado programa que contabilice las certificaciones, será muy laborioso poder tener controlado en todo momento el coste de los trabajos realizados, los materiales y mano de obra empleada, así como posibles desviaciones producidas con respecto a lo presupuestado inicialmente.

¿Cómo funcionan las certificaciones de obra?

Para evitar los riesgo de posibles impagos que puedan surgir en las obras, las certificaciones son el mejor aliado para los prestadores de servicio, ya que permiten la facturación por los servicios ya ejecutados. En este sentido, las certificaciones permiten una cierta estabilidad financiera con la que poder pagar nóminas y materiales durante el transcurso del servicio y poder seguir desempeñando los trabajos. En el sector de la construcción lo habitual es que una promotora encargue la construcción del edificio a un constructor que a su vez subcontrata a los especialistas en cada apartado a desarrollar. Las certificaciones de obra son un elemento de control para el promotor y para el constructor. Estos certificados emitidos por los promotores no deben de confundirse con las facturas, ya que nunca podrá ser sustitutivo una certificación de una factur, a menos que en la factura se haga conjunta con la certificación y se cree una certificación de obra y factura.

Por otro lado está el apartado fiscal, y es que muchas empresas cuando empiezan a utilizar este método no saben cuándo sus facturas de obra están repercutiendo IVA o si incluso la parte contratante puede deducirse dicho importe. En el caso de adquisición de materiales, en cuanto se pongan los bienes a disposición de la obra, será cuándo haya de hacerse el devengo. Por otro lado por la labor de ejecución del proyecto, se deberá devengar la parte imponible en el momento del cobro total o parcial del precio por los importes efectivamente percibidos.

certificaciones a origen

Tipos de certificaciones de obra

Como ya hemos comentado anteriormente, las certificaciones de obras expresan un reconocimiento de una deuda líquida por la contraprestación de un servicio en la obra, pudiendo ser ésta certificació de diferentes tipos:

  • Certificación de obra con pago parcial. Este es el método más utilizado en los contratos de obra y es utilizado en certificaciones ordinarias o en aquellos documentos que se acrediten la realización parcial del contrato. Una vez la obra se haya ejecutado, se procederá a la elaboración de la certificación final que dará lugar a la liquidación del contrato, también llamada certificación de liquidación o certificación final complementaria.
  • Certificación de obra con pago total. Si el contrato lo establece, cabe la posibilidad de poder realizar el pago total mediante una certificación única. En este tipo de certificaciones es posible percibir abonos a cuenta por el importe de algunas de las operaciones preparatorias anteriores a la ejecución del contrato, esto suele darse en la compra de materiales y por las instalaciones.

Ventajas de hacer certificaciones a origen

Sabemos que las certificaciones de obra suelen ser un quebradero de cabeza para muchas empresas, es por ello que en Properly hemos creado un software de gestión para empresas que te permite:

  • Mayor control: en Properly Software hemos desarrollado un módulo de obras, el cual es uno de los apartados más valorados los usuarios que utilizan un ERP para instaladores, ya que les permiten controlar en todo momento los costes de mano de obra, materiales y las desviaciones presupuestarias, controlando en cada momento los márgenes de beneficio obtenidos.
  • Facturación a medida: en cada momento la empresa podrá mediante certificación según lo presupuestado mediante certificaciones parciales y/o a origen, facturando en cada momento los partes de trabajo realizados. En el caso de que tengas una empresa pequeña, el módulo adicional de certificaciones no será algo que tengas que tener de forma imprescindible, ya que normalmente se trabaja en estas empresas lo habitual es trabajar con trabajos puntuales y cortos. En estas situaciones, se emite un albarán y es este documento el que actúa como factura.
  • Ahorro de tiempo: muchos de nuestros clientes son empresas instaladoras en las que los trabajos están muy departamentalizados y hay que esperar a las aprobaciones de los jefes de obra y que entreguen los partes de trabajo, sin embargo con nuestro módulo de certificaciones, ahorrarás tiempo en la gestión y emisión de facturas, acelerando los procesos de cobro.
  • Reducción de procesos: un solo programa realizará la gestión de todo, no tendrás que tener decenas de excels y otros programas con la información dispersa, si no que lo tendrás todo unido y con la información disponible para todos los departamentos.
  • Trabajar a origen: en cada certificación, se factura siempre el valor total de los trabajos realizados hasta el momento. Y sobre dicho total se deduce el valor de la última certificación.

Esperamos que con esta información conozcas mucho mejor qué son las certificaciones a origen en la prestación de servicios en el sector de la construcción y puedas comenzar a facilitar los procesos de tu empresa.

También te puede interesar…

Herramientas de teletrabajo cloud

Herramientas de teletrabajo cloud

La crisis del coronavirus nos ha obligado a adaptarnos a situaciones en las que el teletrabajo ya no es una opción,...

Rafael Pedraza Properly

Pide hoy tu demo Gratuita

Tu asesor expero analizará cuál es la solución perfecta para tu empresa.

You have Successfully Subscribed!