Diferencias entre mantenimiento preventivo y correctivo

Mantenimiento preventivo y correctivo

Las soluciones de mantenimiento son aquellas que garantizan una adecuada conservación de las instalaciones, permitiendo que el sistema en cuestión perdure en el tiempo en las mejores condiciones posibles. Para ello la empresa prestadora del servicio de mantenimiento realizará las gestiones oportunas para realizar una correcta optimización de los recursos destinados a la actividad industrial. Los servicios de mantenimiento son muy variados, pudiendo ser mantenimiento eléctrico, de climatización, depuración de aguas, comunidades, ascensores, extintores, etc.

¿Qué es el mantenimiento preventivo y correctivo?

Aún así no todos los tipos de mantenimiento son iguales, puesto que existe una diferencia entre el mantenimiento preventivo y correctivo. Se denomina mantenimiento correctivo a aquel tipo de mantenimiento que realiza correcciones en la instalación o en el equipamiento para devolverlo a su estado original. Este mantenimiento se realiza para arreglar averías o defectos. Antiguamente cuando se hablaba de servicio de mantenimiento, lo lógico era pensar que se iba a realizar un mantenimiento sobre un equipo que estaba estropeado, en cambio con el tiempo y la modernización de la tecnología surgió un nuevo tipo de mantenimiento: el mantenimiento preventivo. El mantenimiento preventivo, es aquel que se realiza con el ánimo de conservar el buen estado del equipamiento o de la instalación sin necesidad de que éste presente algún defecto o tenga un mal funcionamiento, es muy común en revisión de vehículos, ascensores, extintores o equipos electrónicos entre otros.

Mantenimiento correctivo Las diferencias del mantenimiento preventivo y correctivo, podemos afirmar que reside en la periodicidad co la que se realizan, siendo el mantenimiento preventivo un servicio recurrente, mientras que el correctivo solo se realizará en caso de avería. s aquel que se enfoca en garantizar el buen estado del equipo a partir de un plan de trabajo que evite que se produzcan averías. Una de las grandes ventajas de hacer controles preventivos periódicos es que correrás menos riesgo de que una determinada maquinaria falle y quede fuera de funcionamiento, haciendo que pueda llegar a tener que pararse los flujos del proceso de trabajo. En su caso, el mantenimiento correctivo a pesar de no ser el mas eficaz, es el más común en las empresas debido al descuido que se produce en su cuidado rutinario.

Plan de mantenimiento preventivo – PMP

¿Como saber si tu empresa necesita un plan de mantenimiento preventivo? Si la mayoría de los servicios de mantenimiento que realiza tu empresa son recurrentes, estarás habituado a trabajar con partes de trabajo, fichas de mantenimiento y un sinfín de trámites administrativos que restan tiempo y recursos en las tareas importantes de la empresa. Si todavía usas excel como herramienta de trabajo, pero el volumen cada vez es mayor y no puedes con todo, quizás sea el momento adecuado de contar con la ayuda de un software ERP que incluya una módulo de gestión del mantenimiento que te permita realizar de forma automatizada las siguientes funciones:

  • Gestión del inventario
  • Control de partes de trabajo
  • Avisos de partes de trabajo
  • Facturación automática
  • Control de pagos y cobros
  • Control de personal y órdenes de trabajo
  • Facturas por certificación
  • Fichas de mantenimiento

Un correcto mantenimiento preventivo permite ahorrar dinero en averías y en la mejora del índice de subactividad consecuencia de paros no planificados por averías. Es la mejor estrategia que puede seguir la empresa, con resultados notables si se apoya por un programa de mantenimiento.

Diseño Plan de Mantenimiento Preventivo

Si necesitas un plan de mantenimiento para tener el control de toda la operativa de tu empresa, es importante que establezcas los pasos necesarios para la correcta ejecución del mismo, por ello en otro plan de mantenimiento preventivo debería de hacerse referencia a:

  1. Objetivos: maximizar eficiencia, reducir costes, alargar vida útil de los equipos, etc.
  2. Maquinaria: determinar los equipos y maquinaria que serán objeto de mantenimiento.
  3. Personal: establecer las personas que dedicarán su tiempo a realizar las revisiones periódicas.
  4. Presupuesto: una vez se haya establecido la cuantía de trabajo y personal necesarios realizar la estimación de costes.

Esperamos que con este artículo hayas podido ayudarte a conocer mejor las principales diferencias entre el mantenimiento preventivo y correctivo, así como cuáles de ellos pueden ser más relevantes según tu tipología de empresa. Si tienes dudas, o quieres probar una demo gratuita de nuestro software de gestión empresarial, contáctanos.

También te puede interesar…

Rafael Pedraza Properly

Pide hoy tu demo Gratuita

Tu asesor expero analizará cuál es la solución perfecta para tu empresa.

You have Successfully Subscribed!